espacio de e-pensamiento

martes, 5 de junio de 2007

"El País".
Eduardo Abril

No lo digo yo, lo dice el editorial de "El País" de hoy:"Es posible que la definición de Batasuna como parte dé ETA sea imprecisa. Algunos de sus miembros tienen seguramente doble militancia, pero eso no significa que todos los miembros de ese partido también la tengan. La naturaleza de Segi (continuadora de Jarrai) como rama juvenil de KAS, la coordinadora de todo el tinglado dirigido por ETA, es más confusa. En la práctica ha venido actuando como estructura de encuadramiento de los grupos de violencia callejera y, en cuanto tal, como cantera principal de reclutamiento de activistas de ETA. ¿Es esa actividad propiamente terrorista?".

Y si, verdaderamente considerar a Batasuna como parte de ETA, puede ser objeto de debate sin que seamos capaces de llegar a una confirmación. Y también, ya metidos de lleno en la redefinición del significado de "terrorismo", podemos, efectivamente, preguntarnos si la "violencia callejera" y el "reclutamiento de activistas de ETA" es una actividad terrorista, como se interroga el editorialista de este periódico. Podríamos, metidos de lleno en este afán filológico, hablar de "paraterrorismo", del mismo modo que en latinoamérica se habla de "paramilitares" en un afán de distinguir la milicia oficial de la no oficial. Todo eso es verdad, no se equivoca el editorial de hoy.

Lo que a mi me cruje es.... qué  hace El País metiéndose en éstas, HOY, PRECÍSAMENTE HOY, y no en cualquier columna de opninión, no no, en el Editorial. Ser espectador de lo que ocurre hoy en día es como ver una película de terror, pero de terror.