espacio de e-pensamiento

viernes, 14 de diciembre de 2007

Protesta en Mataró.


Muchas veces hemos discutido en este foro acerca de la mejor forma de defendermos del "fascismo español"(1) que, en estos días, toma la perversa forma de nacionalismo etnicista, generalmente catalán o vasco, pero también castellano. Borja o Joaquín habitualmente centran esta lucha en la crítica de la ideología, mientras que yo creo moverme, más que en una denuncia de los falseamientos nacionalistas, en la idea de desvelar, sacar a la luz las perversas consecuencias de tener determinado discurso y ciertas actitudes.
En estos días recibí en mi correo un relato de un miembro de "Ciutadans" y me parece coherente con lo que vengo diciendo darle bombo y que lo lea cuanta más gente mejor. La historia pertenece a la coordinadora de "Ciutadans" en el Maresme Centre:


He vivido momentos de emociones al límite en este partido y puedo deciros que hoy no ha sido menos. Esta tarde en el pleno del Ayuntamiento de Mataró, me he vuelto a emocionar de verdad. Esta pequeña acción de hoy me ha hecho recordar el porqué existe C´s y el porqué debe seguir existiendo.

Hoy he entendido la importancia que a veces no le damos a pequeñas acciones que otros no hacen, como es condenar un atentado, hoy me he dado cuenta de que aquí también existe miedo y de hasta qué extremo una minoría puede controlar con el miedo de una mayoría. Esos pocos se crecen con nuestro silencio y creen que nos dominan. Entiendo a algunos compañeros que hoy han decidido no acompañarnos alegando que tienen una familia, un negocio, y que temen a los Batasunos Catalanes denominados CUP. Este partido nacionalista radical se ha negado a condenar el reciente atentado de ETA en Francia.


Os voy a relatar lo que hoy ha pasado. En total éramos 8 personas, ni muchos ni pocos, los suficientes para ser representativos en el pleno. Llevábamos un letrero cada uno con la foto de los guardias civiles asesinados por ETA, en el que ponía su nombre y edad, y abajo "ASESINADOS POR ETA", y otros letreros que decían "RECHAZAMOS LA VIOLENCIA Y A LOS QUE NO LA CONDENAN", en catalán. Los llevábamos en una bolsa y nos hemos sentado al final de la sala. Ha empezado el pleno normalmente, y cuando ha llegado el punto del orden del día relativo a la condena del atentado, el alcalde ha leído en voz alta dicho comunicado y ha dado la palabra a Safont Trias, de la CUP. Entonces nos hemos levantado, hemos sacado nuestros letreros y nos hemos quedado en silencio con ellos en la mano. Me temblaban las piernas de la emoción y de los nervios. Como estábamos detrás y los medios de comunicación estaban delante han tardado en percatarse de que estábamos allí, pero en cuanto uno se ha dado cuenta y ha empezado a fotografiarnos, los demás le han imitado, y lo mismo ha hecho el cámara de televisión. Yo llevaba la camiseta que repartió el partido el día de la Constitución con el articulo 14 escrito en ella y han venido a fotografiarla. Cuando terminó de hablar el concejal de la CUP hemos vuelto a tomar asiento, y cuando han acabado cada uno de los grupos su posicionamiento y ha vuelto hablar Safont Trias hemos vuelto a hacer lo mismo.

He sentido una mezcla de orgullo por mi partido y de emoción por las fotos de Fernando Trapero y Raul Centeno, y un gustazo de que por fin los medios de comunicación sepan que estamos allí (hace una semana cuando la CUP decidió no condenar el atentado enviamos una nota de prensa a los medios y ninguno de ellos se hizo eco). Ya no podrán negar que dejamos claro nuestro posicionamiento y espero que salga en la prensa.

Ha sido bonito, parecía que en la sala solo existían nuestras reivindicaciones con la voz de fondo del radical que reafirmaba aún mas nuestro mensaje, un mensaje de libertad, de solidaridad, de esperanza, de ilusión para hacer que en Cataluña y en otras partes de nuestro país los demócratas podamos expresarnos con libertad y poder exigir a los cargos públicos, también en los Ayuntamientos, que condenen los atentados, porque de lo contrario hieren moralmente a las víctimas y sus familiares, y vulneran la Ley de partidos.

No sólo nos han fotografiado los medios de comunicación, también lo ha hecho Juan Jubany un miembro de la CUP que hace unas semanas estaba quemando fotografías del Rey en una concentración que hicieron delante del Ayuntamiento de Mataró. Supongo que será para ponernos en la lista de personas "non gratas" de su partido o igual algún día la utilicen para hacerse dianas en su entreno batasuno de mentes retorcidas y delirantes.

Un concejal del PP ha abandonado el pleno solo para poder enviarnos un sms que decía "muy bien, con un par".

De verdad que ha sido una experiencia gratificante y creo que mañana hablarán de nosotros no sé si bien o mal, pero que hablen….

Espero que poco a poco esas personas que nos llaman fascistas a nosotros por pedir la igualdad vean a qué personas han votado, en el caso de Mataró os aseguro qua ya hay muchos que se están arrepintiendo de haberlo hecho.

Gracias a todos por vuestras muestras de apoyo.

Nada más.


(1) He decidido ir substituyendo las expresiones "nacionalismo vasco", "nacionalismo catalán", "etnicismo" y similares, por la expresión "fascismo español". Por regla general el éxito de una filosofía o de una teoría científica, no reside en la genialidad y la novedad de sus nuevas ideas, sino en que son capaces de ofrecer redescripciones de los acontecimientos, de tal forma que cosas que se categorizaban diferentes pueden entenderse como la misma realidad. Eso ocurrió, por ejemplo, cuando Newton mostraba que el mundo sublunar y el supralunar podían considerarse bajo las mismas leyes, o cuando Einstein se empeño en enseñarnos una redescripción de la realidad según la cual el espacio y el tiempo pueden ser la misma cosa. En este sentido la expresión "fascismo español" redescribe y aglutina acontecimientos que, en otros léxicos, se categorizan de modo distinto, pero que las experiencias nos muestran una y otra vez, de qué perversa forma pueden comprenderse y explicarse del mismo modo.