espacio de e-pensamiento

domingo, 30 de marzo de 2008

Feacios

Feacios nació con la pretensión de servir como espacio en el que anotar, reflexionar, discutir, errar o ensayar; también nos ha servido para que restañemos una comunicación impedida por la distancia o las vicisitudes. Desde hace más de un año, poco a poco, hemos levantado un edificio defectuoso pero nuestro y abierto a todo aquel que quiera participar en él. Nadie ha estado de más, y seguimos echando de menos a muchos. Como toda realidad, no está exenta del azar y de cierto caos, pero su desorden también sirve a los propósitos con que iniciamos esta segunda navegación. Los últimos comentarios, no obstante, han estado salpicados de insultos y malas formas que a nadie benefician. No dudo de la función catártica del insulto, pero no creo que este sea el lugar en el que ejercitarlo; para ello, como dice Edu, hay lugares como escolar.net o similares.
Una de las formas tortuosas de la censura son la descalificación y el insulto, ya que cancelan la posibilidad de todo diálogo franco; desde su nacimiento feacios apuntó al objetivo de servirnos en el diálogo, y por ello hemos de alejarnos del atractivo de cualquiera de las formas de la censura y sus incontables camuflajes. Nos apreciamos lo suficiente como para que os pueda decir que, como decía Ortega ante la forja de la constitución de la segunda república, no es esto, no es esto.

10 comentarios:

  1. TOME NOTA QUIEN DEBA TOMARLA.

    Aquí no hay catedráticos de nada y quién se sienta así, pues a su púlpito y con sus fieles; y si no tiene fieles...se los busque.
    Aquí estamos todos sentados en la arena, alrededor de un fuego ténue y se nos ven poco las caras, pero se escuchan las voces porque el mar está en calma... ahí una metáfora más.

    ResponderEliminar
  2. Como responsable de este "post" sólo he querido decir que aquí no sobra nadie, y que si lo que está en juego es convivir es importante observar ciertas formas en el trato, porque, si no, se hace imposible. Para ser explícitos, lo cierto es que me pareció poco presentable el que Casanueva introdujera un "que te ondulen, jilipollas" en una respuesta a Ashep. Javi: la verdad es que me pareció un exceso que no beneficia en nada si lo que queremos es discutir la posición que cada uno mantenemos; aparte de eso, creo que tampoco es preciso hacer un drama, ni a mi me parece que el tema lo merezca. Por tu comentario interpreto que no aceptas esa crítica (dime si estoy en lo cierto), pero creo que cualquier análisis la hace comprensible. Eso no quiere decir más de lo que quiere decir, y, la verdad, a mí me apenaría perder tu presencia y tus comentarios por ello. Sólo te animo a que aceptes mi humilde crítica y no por ello te cierres a las conversacioones que todavía, en esta página, podemos mantener. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  3. Opino lo mismo que Eduardo y Borja.Aunque Casanueva se desmadre a veces su evidente brillantez da mucho lustre a esta playa. Personalmente me importa un pito que se metan conmigo, pero no soporto que lo hagan con otros y más porque se atrevan a preguntar o discrepar. Creo que hubo un cierto malentendido, que en su primer comentario Casanueva no pretendía ofender. En cualquier caso, Ashep, tú no te cortes ni un pelo.Porque además lo que planteabas iba al corazón del asunto, a saber, las dificultades para el juicio artístico,su analisis y su jerarquización,por no hablar del problema del canon, la democratización de las capacidades artísticas o el "fin" del arte. Me gustaría exponer todo esto, pero no sé como leches se pone un post

    ResponderEliminar
  4. Santi: Eduardo te tiene que dar una clave para que puedas hacerlo. Pregúntale a él. Encantado de verte de nuevo por aquí.

    ResponderEliminar
  5. Me parece que no sea mala idea borrar estas -tristes- entradas, incluidas las del post anterior (me refiero -por supuesto- a las últimas).... y cuando sea el caso hablar de todo esto personalmente.
    Quizá la propia naturaleza del blog hace que sea muy difícil tratar asuntos como estos -tema a meditar- por ser este un medio que tiende a simplificar y desarrollarse muy en caliente.

    Además estas cosas se leen y se vuelven a releer y esto crea, se quiera o no, un ambiente tenso que no creo que sea el más apropiado para el objetivo del blog.

    Cada vez entiendo más la utilidad de los horterísimos emoticones...

    Saludos a todos especial a aquellos que no conozco: a Santibilbo y Ashep.

    Joaquín

    ResponderEliminar
  6. Joaquín, yo no creo que este formato tenga que llevarnos a estas descalificaciones. Tu y yo solemos estar en desacuerdo de forma constante, no sólo aquí, sino desde hace años, y a mi no me ha apetecido nunca llamarte "gilipollas", ni aquí, ni fuera de aquí.
    Internet, no obstante, es un medio que da bastante pie a este tipo de comportamientos, no hay más que echar un vistazo por ahí y ver que el insulto se convierte de forma cotidiana en un modo de escritura online. Creo que la explicación es la misma que las verbalizaciones excesivas al volante de un coche, dentro de nuestro flamante deportivo nos sentimos seguros y escupimos todo lo que no nos atreveríamos cara a cara; igual pasa cuando no sentamos delante de la pantalla, a solas.
    Tenía la ilusión de que Feacia se sustrajera a ese ritmo de la carretera y que este fuera un verdadero foro de debate. Pensaba que lo estabamos consiguiendo y me enorgullecía ese hecho. Lo del otro día me ha decepcionado profundamente. Borja me dirá que soy un "excesivo", un "dramático"... y seguramente tenga razón; siempre que me ha tomado así ha acertado, pero eso no ha hecho que deje de serlo. Cada uno tiene un ethos... y este es el mío.
    Sólo quiero que no vuelva a ocurrir; pero no porque los feacios salgan corriendo a otras islas más de su agrado, ni porque a partir de ahora se muerdan la lengua, sino más bien porque no haya necesidad para todo eso.
    Yo, personalmente, desde que coincidimos por aquí, os aprecio a todos mucho más de lo que lo hacía.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón Eduardo. Lo único que intentaba decir es que una vez que ha sucedido lo que ha sucedido, quizá sea mejor tratarlo fuera del blog.

    Un cordial saludo

    Joaquín

    ResponderEliminar
  8. Santibilbo dijo: Aunque Casanueva se desmadre a veces su evidente brillantez da mucho lustre a esta playa.

    Suscribo.

    ResponderEliminar