espacio de e-pensamiento

jueves, 6 de marzo de 2008

PP, política del pasado, Psoe… política del futuro.

La vicepresidenta, en la línea de la campaña que el PSOE ha diseñado y que, desde luego no ha empezado hace quince días, sino hace cuatro años, acudió esta semana a dar un mitin en el que explicó de forma simple y sin complejos la visión que tiene ella y todo su partido de dos proyectos políticos, el del Rajoy y el de Zapatero. Y vaya esto por delante… estoy completamente de acuerdo con lo que dice De la Vega: Rajoy y el Partido Popular representa una forma de hacer política anclada en el pasado y Zapatero junto al PSOE es el ejemplo vivo de una forma de hacer política que mira al futuro.
Observen sino estos dos vídeos:





Efectivamente, como ven, el mitin de De la vega es en un instituto de bachillerato, a alumnos de la E.S.O de unos quince años, simulando una clase de Educación para la Ciudadanía. La forma moderna y progresista a la que se refiere De la Vega, no puede ser otro que el adoctrinamiento propagandístico a través del sistema educativo… sistema educativo o cualquier otro medio (medios de comunicación fundamentalmente). Y como también ustedes han visto, el modo arcaico y retrógrado de hacer política del partido popular es el, en otros tiempos tan cotidiano, caciquismo. Ambos partidos comparten una consideración de la política como una estructura de dominación.

Deleuze utilizaría para describir esta situación dos conceptos tomados de Foucault: las sociedades disciplinarias y las sociedades de control. Las sociedades disciplinarias, son las sociedades pasadas en las que el control de la población de hace por medio de medios coactivos… en este sentido, el espacio fundamental que marca a la sociedad es la cárcel. Las sociedades de control son aquellas en las que los individuos son obligados a adoptar un lugar social por medio de la manipulación de sus afectos y voluntades. En este sentido, claro está, los espacios necesarios a controlar son los centros educativos.
Lo dicho… política del pasado y política del futuro.

¿Habrá alguien que considere que la política, más que con el control, tiene que ver con la libertad? Uisss… la libertad es una ficción, qué cosas tengo. Y dice otro…. “el control también”