espacio de e-pensamiento

domingo, 6 de abril de 2008

¿Está de acuerdo en que la Generalitat recupere su soberanía y la adapte a la sociedad actual?

A penas unos días después de terminadas las elecciones y sintiéndo aún el peso del fracaso, el lider carismático de Esquerra republicana, el queridísimo Carod, por cuenta propia y sin, de momento, implicar al partido,en un momento en que sus miembros empezaban a calar bayonetas ante la próxima crisis de poder, se le ocurrió plantear una "hoja de Ruta" con los pasos a seguir para la independencia de Cataluña en el 2014, dentro de siete años. El núcleo principal del proyecto consiste en un referendum en Cataluña en el que los ciudadanos votarían de forma democrática una pregunta: ¿Está de acuerdo en que la Generalitat recupere su soberanía y la adapte a la sociedad actual?La primera parte de la pregunta no sorprende a nadie: es otra forma de decir "autodeterminación" o "derecho a decidir", esa forma atenuada en la que el nacionalismo lleva años planteando la reivindicación independentista sin plantearla, tirando la piedra y escondiendo la mano. Pero la segunda parte de la pregunta es torpe hasta para Carod: "adaptar Cataluña a la sociedad actual"En primer lugar... ¿es que Cataluña es algo distinto a la sociedad catalana? Carod vuelve aquí a los viejos usos del Fascismo, algo que tanto le gustaba al dictador del Ferrol: considerar que un estado es algo más que un pacto establecido entre individuos, es un ente, un ser con personalidad propia. Franco estaba convencido del destino glorioso encomendado por Dios a "España", que en su imaginarium personal debía de representarse como un arcangel espada en mano que, a lo Alonso Quijano, iba por el mundo "desfaciendo entuertos". Carod vete tu a saber como se imagina a esta entidad supraindividual a la que se refiere cuando dice "Cataluña".

Y en segundo lugar me preocupa eso de "Adaptar Cataluña a la sociedad"... ¿de qué forma se adaptará esta sacrosanta realidad cuya historia se pierde en el tiempo a la sociedad actual? Mucho me temo que no será Cataluña lo que adapten, sino lo que es más susceptible de moldeamiento: la "sociedad actual". Y cuando las sociedades se les ha obligado a cambiar los usos para "adaptarse" al sueño de algún visionario, generalmente no ha sido por gusto, sino convenciendo a los más reacios en los sótanos de alguna comisaría de polícía... y no precisamente con pastelitos de chocolate.

En fin… Puestos a hacer propuestas, yo quiero que en el 2014 haya un referéndum en Cataluña si, pero con una pregunta que no despierte tantas suspicacias, algo más simple en la que los ciudadanos no tengan que hacer malabares para decidir su voto, y no se quede en el aire demasiado margen de decisión para los políticos, sustrayéndole derechos al pueblo. Me gustaría una pregunta directa: ¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente?