espacio de e-pensamiento

martes, 1 de abril de 2008

Peak Oil

En 1956 un geofísico norteamericano, Marion Hubbert, enunció una curiosa teoría a la que generalmente se le ha negado la credibilidad, pero siempre se ha mirado de reojo: la teoría del cenit del petróleo, más conocida por “Peak Oil”. Hubbert, que trabajaba para la petrolera Shell en Texas, se dio cuenta de que la extracción de petróleo de un pozo seguía un comportamiento gausiano: la extracción del crudo puede ir en aumento hasta un punto máximo a partir del cual se hace cada vez más difícil hasta ser impracticable. La razón de esto reside en que hace falta un gasto energético para conseguir sacar el petróleo del pozo y llega un momento, cuando se ha rebasado ciertos límites, que esta tarea aumenta su coste mientras que disminuye la cantidad de combustible obtenido. Cuando el coste de obtener el petróleo del pozo y refinarlo para convertirlo en una fuente de energía válida es mayor que la cantidad de combustible obtenido, el yacimiento deja de ser rentable.

A Hubbert se le ocurrió la idea de que tal esquema puede ser aplicado, no sólo a pozos determinados, sino a la extracción de petróleo a escala general, así que, dadas las condiciones iniciales y las reservas de petróleo estimadas en los años sesenta calculó cuándo sería el “peak oil”, el cenit de la extracción petrolífera. Predijo, por ejemplo, que los pozos norteamericanos alcanzarían este máximo en torno a 1970, y sólo se equivocó un año, ya que esto se produjo en 1971; desde entonces, como predice su teoría, la extracción norteamericana no deja de caer, situándose en la actualidad en los niveles de los años cuarenta. También, como era de esperar, predijo cuándo se produciría el máximo con respecto a la producción mundial situándolo entre 1995 y el año 2000; en esto, como sabemos se equivocó, ya que desde 1995, el incremento de la producción no ha dejado de aumentar, como respuesta al aumento de la demanda debido al auge económico de los últimos años. Esta equivocación, no obstante, puede no deberse a un fallo de la teoría, sino a lo que suele denominarse la “sensibilidad inicial”; y es que una curva de Gauss es muy sensible a las variaciones que pueda haber en la consideración de los datos al trazar la ecuación: si tomas unos datos sensiblemente diferentes, el resultado también varía considerablemente. Y, por supuesto, Hubbert en los años cincuenta, no sabía que, por ejemplo, en el año 73 se iniciaría una crisis económica que haría descender considerablemente la demanda de crudo a nivel mundial, y algo semejante, aunque a menor escala, ocurriría al comienzo de la década de los noventa. Por esta razón, algunos matemáticos, recalculando la predicción, pero con los nuevos datos, han calculado que tal pico de producción debería sobrevenirnos en el año 2010, dentro de un año y medio, más o menos. Pero, es de resaltar que, ya se está hablando en algunos ámbitos que tal pico se alcanzó de forma real y efectiva hace tres años, tras el huracán Katrina, cuando Estados Unidos pidió a los Emiratos Árabes que aumentaran la producción para paliar los efectos de tal catástrofe; la respuesta árabe fue sorprendente: no tenían capacidad para aumentar el número de barriles ya que estaban al máximo de producción.
Todo esto ha motivado que no falten las voces que desde diversos ámbitos achacan esta crisis económica en la que estamos entrando al efecto Peak Oil, señalando que no es una crisis pasajera, sino que la escasez ha venido para quedarse, y por muchos años. Si la teoría es correcta, a medida que pase el tiempo, la producción de petróleo irá descendiendo a un ritmo animoso, lo que hará aumentar incesantemente los precios y, de forma progresiva, irán entrando en barrena primero las economías más débiles y, tras estas, todas las demás.
No obstante es cierto que, aunque los defensores de la teoría de Hubbert son muchos, esta no es la única explicación de la actual crisis del petróleo. La explicación oficial, que lo es seguramente por ser la más tranquilizadora, achaca la crisis al auge de las economías emergentes, especialmente China e India. Estos dos países se han convertido los últimos años en grandes demandadores de combustible, lo que encarece los precios ya que hay más demanda y, de momento, la misma oferta. Pero si esto es cierto, también lo es el hecho de que la OPEP ya ha avisado de que está llegando al límite de su capacidad, y Escandinavia o Rusia llegaron a este límite hace tiempo.
Por suerte o por desgracia todo apunta a que vamos a ser espectadores de un cambio, algo siempre tan emocionante como intranquilizador. Así que, como diría mi abuela, “que Dios nos pille confesaos”

10 comentarios:

  1. Enhorabuena Edu. Un artículo muy interesante.
    Me sugiere diversas reflexiones:
    1 La teoría de Hubbert tiene especial credibilidad en mi tierra: el problema de la hulla asturiana responde punto por punto a la teoría del “Peak Oil”
    2. Entiendo que la teoría presupone que se parte de unas condiciones iniciales determinadas y conocidas de antemano y no sé si esto puede ser aplicable a la producción mundial de petróleo. No sé si hay reservas conocidas y sin explotar o si quedarán muchos o pocos yacimientos por descubrir. Si esto fuera así podríamos ser más optimistas, en caso contrario la lógica de Hubbert es inapelable.
    3. Si el pico de la campana de Gauss se hubiera producido en los años 70 las consecuencias para la economía mundial hubieran sido catastróficas, pero hoy tenemos la capacidad tecnológica para obtener energía a partir de otras materias primas. A lo mejor es hasta deseable que escasee el petróleo para perfeccionar otros proyectos tecnológicos.
    4. El problema de la dependencia energética de nuestro país es muy importante. Sería muy deseable lo que es seguro que no se va a producir: un debate serio, desapasionado y al margen de la contienda política sobre la posibilidad, o necesidad, de acabar con la moratoria nuclear como único camino para alcanzar una cierta autonomía en la política energética.
    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo punto por punto Oscar.
    En buena medida los errores de las predicciones de Hubbert estaban motivadas por el desconocimiento de las condiciones iniciales, como bien apuntas, desconocía el dato acerca de las reservas petrolíferas aún por explotar. Pero ese dato lo tenemos desde hace unos cuantos años y las grandes compañías como Shell o Repsol YPF ya han avisado de que no hay muchos más sitios dónde mirar. Seguramente se encuentre algún llacimiento más, pero serán pequeños y con un alto coste económico para extraer el petróleo. Los tiempos tejanos o Sauditas, en los que se encontraban grandes pozos casi con pinchar la tierra se han terminado.
    Es verdad que no estamos en los años 70 y que la tecnología se ha desarrollado bastante, sobre todo en lols que se refiere a las energías renovables, pero aún no tenemos una fuente energética capaz de sustituir el petróleo. Leí ayer en la Wiki que será dificil superar las ventajas que presentan los hidrocarburos, en especial el hecho de que, tanto la gasolina como el gasóleo, son sustancias que se pueden almacenar, transportar y conservar sin hacer grandes maniobras y a un bajo coste; eso no ocurre con ninguna de las energías alternativas, salvo con el carbón por ejemplo o el Gas natural, pero también a éstos se les puede aplicar la teoría de Hubbert; de hecho se calcula que el "peak" del gas natural será en la década del 2020. Sea como sea, no parece que el abandono del petróleo y su sustitución pueda hacerse de forma calmosa.
    Me he enterado que desde algunos ámbitos revolucionarios ya se invoca el "peak oil" com el elemento decisivo que, por fín, traerá la revolución. No es tan romántico como la "conciencia de clase", pero igual sea más efectivo. Las Revoluciones siempre se han alimentado de la miseria y el descontento y es posible que estemos entrando en una época donde eso no va a faltar. Esto me asusta, lo reconozco.
    La verdad es que lo preferible sería que este punto final aún tardase unas cuentas décadas y nos diese tiempo para perfeccionar la tecnología que vaya a sustituir este mundo de hidrocarburos.
    Sea como sea, hay un asunto que es el que más me interesa en todo este embrollo, que no menciono en el "post" pero porque esperaba llegar a él en el debate posterior: la inminente crisis energética, tenga o no tenga razón HUbbert, pone de manifiesto las tremendas limitaciones del sistema liberal. Desde luego el problema no desaparecería, sino que seguramente crecería si la liberalización económica y política fuera completa. es absolutamente necesario que sean los gobiernos, es decir, los estados, los que tomen cartas en el asunto y, por une parte legislen medidas para amortiguar los efectos (por ejemplo leyes verdaderamente duras acerca del gasto energético y una política educativa mucho más sensible a estas cuestiones) y por otra parte se echen a las espaldas la tarea del desarrollo tecnológico que nos pueda sacar de este embrollo. Esto, como podemos comprender todos, no es posible dejarlo en manos de la sociedad civil, ni siquiera en manos de uno o dos estados, es un asunto "mundial".

    ResponderEliminar
  3. HAY UNA PÁGINA MUY INTERESANTE SOBRE LA CRISIS ENERGÉTICA. MERECE LA PENA ECHARLE UN VISTAZO A SU FAQ:
    CRISIS ENERGÉTICA

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, tenemos un problema energético grave y en general de gestión de recursos, sobre todo para un planeta de tal vez diez mil millones para el año 50 y con cifras de crecimiento económico al 4%. Sin reciclaje,reutilización y energías renovables estamos condenados y esto no es una falacia ecologista es un logaritmo.
    Ahora bien algunas observaciones de Edu me parecen matizables.El problema de la sustitución de hidrocarburos es realmente peliagudo, por las ventajas que Edu ha señalado( transporte, almacenaje,bajo coste energético de extracción) además de un siglo de ingeniería aplicada a esta energía.Por si fuera poco el petróleo es además materia prima fundamental en la industria química.Como soluciones a la escasez se trabajará en el futuro con los coches híbridos( con batería electrica y gasolina) y probablemente en el ahorro energético del motor así como en su eficiencia( que es escasa y tiene mucho margen de mejora).
    Con el tema de la escasez de reservas reconozco que soy escéptico:el Club de Roma ya las daba por agotadas en el año 2000 y la tecnología de perforación no para de mejorar teniendo acceso a reservas muy profundas que antes se daban por imposibles. En cuanto al coste del oro negro, tan pronto pase un umbral de rentabilidad será sustituido.Tanto las empresas de energía como las electromecánicas ya trabajan con esa base.Desengañate,Edu, si alguien piensa en el futuro y en la inversión son las grandes empresas, no el Estado.Yo como buen liberal creo en la necesidad de las regulaciones bien fundamentadas.También en las intervenciones en caso de crisis.Pero las cosas claras,las políticas energéticas de los estados son todo menos eficientes,justas y ahorrativas.( como dice Oscar, aqui no se habla nunca de la energía nuclear)Se puede incentivar el uso de ciertas energías, penalizar otras, favorecer la investigación...Pero el petróleo es un bien escaso (toda la energía) y quienes mejor buscarán la eficiencia serán las empresas.El estado funciona como si los bienes fueran discrecionales( observese el problema de la mejicana Petromex, estatal, enormemente ineficiente, que quedará colapsada dentro de veinte años si no consigue tecnología de perforación; sólo es un instrumento de financiación estatal y de compraventa de votos)
    El aumento del precio del crudo tiene variadas causas: desde el aumento de la demanda, brutal, por nuestro sistema consumista y las políticas impositivas, pero sobre todo por la gigantescas demandas de china e india( ayer vendedores, hoy de creciente consumo); por los movimientos especuladores del mercado petrolífero que actúan en el largo plazo y sobre futuribles.Sobre las maniobras de reducción de la oferta de la OPEP y de las grandes petrolíferas.En cuanto a la oferta, yo desconfiado de mí, no me creo que se esté al límite de la producción, sino en los umbrales en los que los productores y las petrolíferas gana dinero a expuertas sin que la economía occidental entre en recesión. De hecho el petróleo es ahora bastante más barato que en la crisis del 73( esa sí que obligó a una utilización de recursos más eficiente, tanto privados, como públicos).En general hay que decir que las materias primas y la energía no han dejado de abaratarse desde los años sesenta( la materia prima y la energía o es barata o por definición, no se utiliza masivamente)
    Pero sí es tiempo de cambios (cúal no lo es?).La irrupció, definitiva de China y La India desequilibra todas las ecuaciones y predicciones.Demasiados millones, creciendo muy rápido y con poca eficiencia económica.Tal vez muramos de éxito.A mi entender lo que puede ser la bomba es la crisis del agua, un recurso de primerísima necesidad que será más caro que el petróleo.Y a corto plazo y esperemos por nuestro bien que no a medio, la crisis financiera mundial,porque este es el verdaero nervio del sistema: si cae él caemos todos

    ResponderEliminar
  5. Sabía yo que con un artículo como este te obligaría a sacar toda tu erudición de científico social...
    No sabría decirte muy bien en qué no tienes razón... pero alguna cosa se me ocurre. Fiel a tu espíritu liberal confías más en las empresas que en el estado; yo en los últimos años y en buena medida por influencia tuya he empezado a ver en el liberalismo algo más benigno que el monstruo del que estaba acostumbrado a desconfiar, sin embargo no termino de creer que el libre mercado vaya a solucionar todas las crisis. En este asunto energético, sencillamente no me creo que sean las empresas las que estén derrochando millones en investigación; por ejemplo en el tema de la fusión, es una investigación que se lleva realizando años y, de momento, sigue sin dar frutos... ¿son las empresas privadas las que están derrochando dolares?... no tengo el dato, pero lo dudo mucho, la verdad.
    Por un momebto tus palabras me tranquilizaron respecto de la crisis energética. La postura que defiendes de que La OPEP y los demás países productores están mintiendo respecto a su capacidad real de extracción, ya lo he visto apuntado en otros sitios y la verdad, peude que tengas razón, pero esa no deja de ser una sospecha.
    Me has intranquilizado sobre la crisis financiera. Explícate un poco más en este tema que estoy pececito.
    Respecto a lo de la crisis financiera

    ResponderEliminar
  6. Está muy interesante el tema del petróleo. Aparte de lo que señala Edu, y ya que estamos, creo que también habría que hacer una distinción importante entre el precio real y el que tiene tras todas las intermediaciones hasta que llega a los mercados minoristas, es decir, a las gasolineras. Ha y una cosa que siempre me ha extrañado, y es la poca adecuiación ntree el precio que pagamos por la gasolina y el precio a que se vende el barril de petróleo. Desde muchos años atrás hay un encarecimeinto tremendo de los precios en gasolinera que, muchas veces, no tiene que ver con el encarecimiento real del prtróleo. Por ejemplo, si tenemos en cuenta que hoy en día el dólar está muy barato, cada barril de petróleo cuesta unos 63 euros, mientrtas que el precio en las gasolineras es de 1,15 euros el litro (gasolina sin plomo 95); si miramos al pasado, vemos que en 1985 el precio del barril era cercano a los 40 dólares barrril (pongamos 35), pero el euro era mucho más débil que el dólar, según una ponderación de las monedas europeas (unos 0.65 euros por dólar), por lo que el barril de petróleo venía a costar 53 euros. SIn embargo, habiendo tan poca diferencia, el precio del litro de súper en ese año era de unas 90 pesetas, es decir, unos 0.54 euros..... ¿No es una diferencia escandalosa? Y eso que me refiero a casos extremos, no os digo si lo comparamos con los precios de hace un par de años, cuando el barril esta muy por debajo de lo que hoy marca. Bueno, saludos.

    ResponderEliminar
  7. Una muy buena parte del precio de la gasolina( hace unos años era el 60%9 eran impuestos indirectos.
    Por lo demás Edu, yo creo en un estado fuerte y eficaz y creo en las regulaciones hechas con sentido.El liberalismo económico sólo se justifica por su eficacia,pero tiene muchas aporías y falacias( por ponerme "trenico").La investigación de base casi siempre es pública, luego la empresa privada la canaliza hacia la eficacia

    ResponderEliminar
  8. Petróleo y gasolina: ¿qué nos sublevará más: el no poder ir a trabajar en coche o que el kilo de garbanzos cueste ciento veinte euros?

    Crisis financiera: ¿es posible el crecimiento infinito en un mundo finito? ¿Aporía o falacia?

    Apocalipsis energético: ¿la humanidad es tan soberanamente tonta como para no prepararse para el inevitable agotamiento de su fuente de energía principal?

    España en ese contexto: ¿con qué dinero compraremos la energía que no producimos: con el del turismo extinto, con el de la construcción paralizada o con el de los salarios de los esclavos? ¿Por qué los cerebros que formamos en España -con los impuestos que pagamos, no con los beneficios de los bancos- se van a otros sitios a convertirse en cerebros productivos?

    Sí, mentí.

    ResponderEliminar
  9. Santi, sigo sin entender en qué consiste la crisis financiera de la que hablas.

    ResponderEliminar
  10. Hombre, igual estoy exagerando algo,pero cuando el propio Fmi dice que es la crisis más peligrosa desde los años 30...,
    Imagino que te habrás enterado de todo el cisco de las hipotecas basura en los USA.Esto ha contaminado a algunos de los más gigantescos bancos mundiales( desde Citygroup, JP Morgan, UBS,ETC) La maginitud de la catástrofe aún está lejos de dilucidarse, ya que los productos financieros cada vez son más complejos y están entrelazados en otros flujos financieros a nivel mundial.Nadie dice ni mu hasta que llega la hora de los balances y entonces están publicando pérdidas billonarias.En los USA muchos han comprado a crédito hasta límites peligrosos, con las únicas garantías de sus casas y acciones bursatiles.Con el descalabro bursatil,la crisis inmobiliaria( que también se ha dado en Holanda, España, Inglaterra) y una posible recesión el panorama es mosqueante.Sobre todo porque la Reserva Federal No para de bajar los interese y cambiar las reglas de control y nadie está contento.Por si fuera poco las aseguradoras de los bancos todavía no han salido a decir que pueden respaldarlos sin problemas.Si estás quiebran, el sistema bancario se desharía cual castillo de naipes de naipes y detrá todas las empresas que necesiten financiación,por no hablar de ahorros particulares.
    La globalización financiera es un monstruo de piezas interconectadas, pero no se sabe muy bien con qué mecanismos.Se alimenta a veces con gasolina de dudosa calidad( mafias, fondos soberanos) y puede que el motor se gripe.Los mecanismos de control son escasos y bastante atrasados respecto a los infractores.¿en qué medida está conectado el boom inmobiliario con el lavado de dinero? ¿ quien controla a los fondos soberanos? ( fondos de titularidad política para el que no lo sepa)¿ cuanto tiempo puede aguantar la economía estadounidense con sus deficit exterior y público?¿ hasta cuando podrán los chinos comprar bonos del tesoro yanquis para impedir que el dolar se devalúe hasta el subsuelo? cuanto poder les da esto?¿ cuanto puede soportar la UE con un euro fuerte?.Aquí andamos con incertidumbres que se complican con una inflación alta y una crisis de confianza cad vez más nefasta pues las cifras de consumo privado en relación al PIB son de MÁS DEL 50%.
    Con la banca española estamos a la espera.Al tener negocio minorista no parece muy contaminada por la crisis de las hipotecas basura( ya veremos, que han adquirido mucho banco extranjero) y a pesar de sus altas provisiones para la posible crisis, algunos analistas creen que éstas volarían en un año si aumenta la morosidad a cifras altas.El caso es que la banca española tiene dificultades para recibir dinero en el mercado mayorista y esto tiene que encarecer los intereses.Mucho ojo porque un alza de la energía y materias primas combinadas con inflación alta y crisis financiera podría elevar los tipos de interes y provocar una recesión brutal.Recuerdese la crisis inmobiliaria japonesa de los 90, que costó al país un retraso de una década.Esto ahora es como el efecto mariposa, nadie sabe donde surgirá una tormenta tropical por los aleteos mariposones.De hecho si el cataclismo se ha tapado es gracias a los fondos y las economías de los países en desarrollo: veremos si son capaces de servir de locomotora y apagafuegos

    ResponderEliminar