espacio de e-pensamiento

martes, 3 de agosto de 2010

La división del trabajo.
Borja Lucena

Entre toda la epopeya de la lucha de clases y la lógica inexorable de la historia, Marx tiene a menudo la delicadeza de, como si fuera un pequeño pliegue al que la sombra de la teoría mantiene oculto, señalar un hecho. Me quedo con esa apreciación casi ocasional de lo que el mundo realmente muestra, antes que con la soteriología del comunismo y la revolución proletaria:
De este modo se desarrolla la división del trabajo, que originariamente no pasaba de la división del trabajo en el acto sexual
Marx.La ideología alemana