espacio de e-pensamiento

miércoles, 8 de junio de 2011

Hannah Arendt sobre el 15M.
Borja Lucena


Aunque la filósofa judía muriera hace más de treinta años, no he podido evitar leer este pequeño fragmento sin relacionarlo con el bullir de las plazas españolas que -entre entre la algarabía sin forma o los balbuceos de quien hace mucho olvidó la sintaxis de lo público- reclama vacilante la recuperación de lo político para la polis:
Hoy es diferente. El Moratorium (manifestaciones contra la guerra de Vietnam) fue algo espléndido. Volvemos a tener esperanzas, como en la época de la campaña contra McCarthy. Pero esto es mejor, porque ha superado el sistema de partidos políticos, fundándose únicamente en el derecho constitucional que tiene el pueblo de reunirse y reclamar. Esto nos llevaría a pensar que la Constitución sigue viva y que el sistema de partidos, si bien no está muerto, es un estorbo. Además: total libertad dentro de la organización -uno podía hacer lo que quería: manifestarse en la calle o en el campus, en la iglesia o en Walll Street-. Nada de ideologías, ni de Wetanschauungen. Claramente: potestas in populo (el poder reside en el pueblo). No sé si dará resultado; espero sinceramente que las manifestaciones de noviembre se harán según lo previsto. Y también: todo el asunto fue organizado por la nueva generación, que a partir de ahora tal vez actúe con autonomía, se deshaga de los "extremistas" y su retórica hueca, y acaso redescubra la república, la cosa pública.
Carta a Mary McCarthy, 17 de octubre de 1969