espacio de e-pensamiento

lunes, 30 de abril de 2012

De política y economía
Borja Lucena

Aristóteles lo tuvo ya muy claro: no es lo mismo el gobierno de la "polis" que la administración del "oikos", es decir, de la hacienda familiar. De la administración de los recursos del "oikos", como es sabido, se encarga la economía (οἰκονομία ), pero no la política, que tiene que ver con la "polis". Es algo que convendría recordar a la tecnocracia imperante.
Vemos el conjunto de pueblos y comunidades políticas en la imagen de una familia de cuyos asuntos cotidianos tiene que ocuparse una gigantesca administración de gobierno doméstico, que abarca toda la nación. El pensamiento científico que corresponde a este acontecimiento no es ya la ciencia política sino la "economía nacional" o "economía social" o Volkswirtschaft, todas las cuales indican una especie de "gobierno doméstico colectivo"; el colectivo de familias económicamente organizado en el facsímil de una familia sobrehumana es lo que llamamos "sociedad" (...)
Hanna Arendt, "La condición humana"

5 comentarios:

  1. interesante noticias sobre politcia y economia y las reflecciones de Aristoteles, me fue de mucha utilidad ya que inicio mis estudios en esta area, tambien comparto con ustedes la noticia sobre Ana Patricia Botín http://www.elimparcial.es/contenido/78640.html
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ay, pero Aristóteles ya sabía que la política se ejecutaba en función de los intereses de la oligarquía.Que los grandes asuntos del estado estaban vinculados a la guerra, el comercio monopolizado, el imperialismo.Que la belleza de la polis se lustró con el oro de la Liga de Delos.Que la plata de Laurión era el nervio de la política imperialista.Que la ruina de la guerra del Peloponeso sumió a la polis en la mediocridad secular.
    Toda política descansa en la tecnocracia y sus venas se riegan con oro.Toda tecnocracia económica es una praxis política.La salud no es el objetivo de la vida, pero es el marco que la permite, o al menos, como decía el filósofo, la vida buena

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Enrique.

    Y Santi, tienes raz'on, s'olo que esa politica tecnocr'atica consiste en la construcci'on de una pol'itica sin pol'itica, sin los riesgos e incertridumbres de la pol'itica.
    Evidentemente aqu'i dependemos del sentido que demos al concepto de pol'itica. Yo, con Aristoteles o Arendt, pienso een que lo politico no es cualquier poder que rija los asuntos comunes de cualquier manera, sino en un concepto, digamos, normativo de politica, lo que no dudo que entra en el campo de lo discutible. Para trasladar el asunto a ese terreno, decir que la cuesti'on se desplaza a la b'usqueda de la #politica buena#, asi como en la 'etica se trataba de localizar la vida buena. Es decir, no me refiero tanto al campo f'actico o empirico como a la pregunta por qu'e es deseable que llamemos pol'itica, qu'e merece tal denominacion. Creo que es en este sentido en el que la tecnocracia ha de ser expulsada del campo de la pol'itica.

    Perdon por las jodidas tildes y dem'as, sigo sin saber c'omo hacer para reconfigurar el teclado de esta maquina....

    ResponderEliminar
  4. Borja, a mi también me pasó lo mismo.Una vez conseguí reconfigurarlo desde el panel de control, o desde la barra de herramientas, señalando teclado ene spañol estandar.No me duró mucho, en un par de meses tuve que cambiar el teclado.
    Entiendo tu concepto de política normativa y buena.La pregunta, y más en relación a tu tesis, es esa una política posible si no tiene recursos para actuar?.No debemos usar a los técnicos cuando los tenemos? qué libertad e indeterminación nos queda cuando estamos enfermos?.Podemos aumentar el deficit público y la deuda? Podemos.A unos costes gigantescos que pagarán otros.Podemos salirnos del euro.Podemos negarnos a pagar.Pueden pagar impuestos los más ricos.La tecnocracia sólo es un riesgo cuando sirve a su propia casta, porque habitualmente constituye el sistema arterial , muscular y oséo de la política.En muchos aspectos y en las condiciones de incertidumbre me atrevo a decir que estos políticos están haciendo virguerías.A ver si escribo una entrada sobre las relaciones entre la construcción del estado, la política y la economía, pero ando liadísimo con exámenes.Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Santi, ahora desde el insti te puedo responder como dios manda;

    Tienes toda la razón en tu referencia a la técnica como un poder real. Yo no lo niego. No pretendo la vuelta a un mundo inmaculado en el que hayan desaparecido los perversos poderes de la tecnología y la técnica y volvamos al estado del buen salvaje. No. Creo que en tu mismo comentario está mi posición: "La tecnocracia sólo es un riesgo cuando sirve a su propia casta, porque habitualmente constituye el sistema arterial , muscular y oséo de la política". Bien, lo que pasa es que eso es precisamente la tecnocracia, un desarrollo exclusivamente técnico de la política al servicio de la técnica. La técnica es una actividad fascinante e imprescindible, pero de lo que se trata es de no confundir el poder político con una actividad regulada por normas técnicas, ya que


    1. el técnico concibbe las cosas en relación a las categorías de medio y fin, de tal manera que los medios est´ñan destinados a desaparecer en los fines, mientras çqe en el campo de la política, de las relaciones humanas, no está tan clara esa distinción entre medios y fines, y, además, la desaparición de los medios en los fines puede conducir al desastre. En un caso como el actual, el fin propuesto de "salir de la crisis" puede llevar a una destrucción de cosas bien valiosas que, quizás, no lleguen a ser nunca recuperables. El fin de "salvar el bienestar", como ahora dicen, puede llevar a una penuria y una indigencia generalizadas.


    2. La economía es bien importante como base de la actividad política, pero no quiere decir que pueda sustituirla. La cuestión de los recursos es clara, ya que no puede haber política sin recursos, pero eso no quiere decir que los recursos determinen las acciones políticas: dados los recursos que hay, ¿qué preferiremos hacer con ellos? Podemos cerrar hospitales o malbaratar escuelas. Pero también podemos eliminar subvenciones a partidos, a sindicatos y variadas ONGes, eliminar cargos políticos y aligerar drásticamente la parafernalia partidista en que se convirtió la vida oficial. ¿Existen reglas técnicas que me indiquen en qué es preferible emplear los recursos disponibles? ¿Por qué es más "racional" gastar lo que comunmente poseemos en una cosa u otra? ¿No estamos más bien ante una decisión pooítica que no concierne a los expertos técnicos, sino a los implicados que quieran hacer esto o esto otro con sus recursos comunes? El papel del técnico empezaría ahí: una vez tomada la resolución de hacer una cosa u otra se podría resolver en qué modo sería más eficiente, etc.

    3. Es bastante dudoso que los asunmtos humanos se puedan regir por reglas técnicas; eso sólo sería así en el caso de que fueran tan predecibles como el desarrollo automático de un proceso de fabricación, lo que es, al menos, bastante dudoso. SI la historia nos enseña algo es que no hay una regla válida que pueda ser aplicada universalmente, por mucho que las situaciones puedan parecernos semejantes. Si en la historia no aparecieran cosas nuevas, la técnica sería, seguramente, una garantía de éxito, pero no paran de aparecer novedades para las cuales las reglas son a menudo inútiles, si no directamente perjudiciales y dañinas.

    ResponderEliminar