espacio de e-pensamiento

martes, 25 de marzo de 2014

El marxismo como cuestión de gusto.
Borja Lucena

Ante la pregunta por Marx -como ante tantas otras-, y antes de iniciar análisis y desarrollos teóricos interminables, hay algo que es importante señalar, y tiene que ver, antes que con la especulación, con el gusto. Es lo que manifiesta este juicio de Hannah Arendt sobre el fundador del socialismo científico:

"No comparto el gran entusiasmo de Marx hacia el capitalismo"