Página de filosofía y discusión sobre el pensamiento contemporáneo

domingo, 4 de enero de 2009

Educación y Revolución (con motivo de 50 años de dictadura castrista en Cuba)


"Estamos atentos a que nadie se acerque lascivamente a nuestros hijos, pero pocos se dan cuenta cuando el manoseo se centra en las mentes y no en los cuerpos. La ideologización de la educación cubana ha llegado a un punto que alarma incluso a quienes nos formamos bajo esos mismos métodos. Con sólo tomar un libro de texto o revisar el sistema evaluativo, puede notarse el terreno que ha ganado la doctrina en detrimento de los conocimientos. En el aula de mi hijo, seis fotos del Líder Verdeolivo adornan las paredes, mientras en las calificaciones se incluye la participación en actividades políticas y patrióticas.
Evoco mi etapa de pionerita leyendo un comunicado o gritando consignas y no puedo dejar de sentirme abusada. Pero la sensación es más fuerte cuando veo que Teo –a sus trece años– ha aprendido ya cuáles opiniones no debe decir en la escuela para evitarse problemas. Descubrir mi propia máscara prolongada ahora en el rostro de mi hijo es más doloroso que aquel estupro del que fui blanco."

Me ha parecido oportuno, ahora que se cumple el cincuenta aniversario de la "Revolución cubana", transcribiros esta, la última entrada (titulada "Abusados"), que ha aparecido en el blog de Yoani Sánchez Generación Y. En ella se trata algo que, la mayoría de vosotros, por trabajar en el siempre difícil mundo de la educación y ser -en algunos casos- padres, conocéis de primera mano. Esta es, quiero aclararlo, simplemente, una muestra sobre como se conciben ciertas cosas en la Isla, no -faltaría más- en la liberrima y ejemplarmente democrática España.

Saludos

7 comentarios:

  1. Don Cogito, en relación a esta y las demás entradas del blog de Yoani Sánchez solo cabe decir una cosa: amén. Tiene toda la razón, e imagino que traes a colación este tema porque sospechas que un proceso semejante (menos contenidos y más propaganda) tiene lugar en España. También estoy de acuerdo.

    Pero si lo que apuntas es una crítica al régimen cubano creo que podemos encontrar temas más problemáticos y puntos más débiles. Lo que no podemos es comparar la educación cubana con la de europea. Si el régimen ha hecho mal los deberes, la educación en Cuba debería estar peor que en los países de su entorno: Haití, Puerto Rico, Jamaica, Santo Domingo… ¿Es así?

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ... pero Oscar... es que antes de 1959 Cuba no era ni Haití, ni Jamaica, ni Santo Domingo... Cuba estaba cultural y economicamente a la altura de Argentina, Uruguay,Chile, Puerto Rico, Costa Rica o España.

    PD: Para estos temas es interesante (hablo de memoria, así que quizá me equivoque) leer lo que escribió Reinaldo Arenas en Antes que anochezca...

    Saludos siempre (y por cierto feliz año nuevo!!!)

    ResponderEliminar
  3. Sobre el famoso tópico de la educación en Cuba te mando tres articulos que espero que te interesen:


    http://www.cubaencuentro.com/yodel-perez-pulido/blogs/completo-camaguey/yo-se-que-es-mentira

    http://ei.eichikawa.com/2008/11/qu-historia-de-cuba-ensearemos.html

    http://ei.eichikawa.com/2008/09/cuba-totalitarismo-y-alfabetizacin.html

    Saludos otra vez

    ResponderEliminar
  4. Noto un ligero tono sarcástico en la comparación última que estableces entre Cuba y España... ¿Estás acaso pensando en que la educación -es decir, esa descomunal oficina estatal burocrática- está dirigida por gentes que envidian la libertad con la que sus colegas cubanos pueden hacer y deshacer al "hombre nuevo"? Siempre has pecado de cierta malignidad, pero esto es ya intolerable...


    En cuanto al tópico revolucionario de sanidad y educación, os recomiendo sendos artículos en "El País" de hoy; el primero explícitamente sobre eso; el segundo sobre la perpetuación en el poder de la casta revolucionaria.
    En Cuba nunca hubo la miseria de muchos de sus vecinos, y no está de más recordar que, en 1959, su renta per cápita doblaba o triplicaba a la española (no recuerdo exactamente el dato). Por eso, Óscar, creo que el régimen no cuenta NI SIQUIERA con esa justificación que muchos esgrimen como santificadora de todo lo allí ocurrido.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  5. ..Y UN 20% DE LA POBLACIÓN HA HUIDO...

    ...y es que da mucha verguenza como hemos tratado (los españoles en general) a toda esa gente, como nos hemos tragado toda la propaganda del Régimen...incluido una BUENA PARTE de nuestros políticos, gobernantes, dictadores ...Franco, Fraga, Felipe Gonzalez...y ahora Zapatero. Y lo más patetico es que ves los blogs de esta gente y te das cuenta que... ¡esperan algo de los españoles! hay incluso hay algunos que se plantean (inocentes!!!!) la anexión a España(http://cubaespanola.blogspot.com/) como solución!!!

    ¿Qué han hecho tan mal para merecer esta maldición??

    PD: Oscar, esto no va contigo, me lo digo también para mi... tampoco yo, hasta hace bien poco, imaginaba que era una situación tan insoportable!

    Te (os) recomiendo este blog: http://www.octavocerco.blogspot.com/

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. (Este comentario pertenece al nuevo artículo de Óscar, pero no me deja escribirlo allí. Como he estado un buen rato con ello y no quiero perderlo, lo dejo aquí hasta que se solucione el problema)





    Muy interesante, Óscar. La verdad es que, en lo básico, estoy plenamente de acuerdo contigo. Apuntas claramente la función de religión sustituta que llevan a cabo las ideologías -las grandes religiones políticas comno el nazismo o el comunismo- y su intento de subordinar todo ámbito de la vida a una causa sagrada. Es cierto que el desplazamiento de los afectos naturales hacia entidades universales -cuando por sí tienen como objeto natiural a personas particulares- resulta en la tiranía de lo político, el despotismo de lo símbolos sobre los individuos y la erradicación de todo aquello que sea incómodo para las solas categorías políticas.

    Es interesante el hecho de que la transferencia de los afectos al ámbito político significa, a su vez, la erradicación de los afectos mismos en su realidad concreta: la privacidad. Cuando se hace de la fraternidad una vocación universal, lo primero que se determina es que toda fraternidad que no sea universal es mala, antipolítica, subversiva. De esta manera se explica la obsesión totalitaria -no presente en las tiranías o dictaduras más convencionales- por dominar la vida privada para evitar la aparición de ideas o afectos indeseados. Desde el momento en que el afecto es considerado un bien público, es labor del estado ordenarlo y reglamentarlo.

    Esto sucede cuando se asume el desplazamiento del sentido de la política que inició el puritanismo calvinista en el siglo XVi. La política se concibe en ese momento como la instauración de una "comunidad de santos", y por eso es insuficiente al estado la ordenación de lo que clásicamente se adscribía a la "res publica"; al contrario, también tiene que urbanizar y organizar los afectos, ya que la condición de santidad radica, de manera fundamental, en ellos.
    En este sentido - el surgimiento del concepto radical de política en el calvinismo inglés del s. XVII- acabo de leer un muy interesante libro: "La revolución de los santos", de M. Walzer.

    ResponderEliminar
  7. sepptembrini15/1/09 23:05

    Sobre el plan Bolonia, por si os quedaban dudas.

    La Linterna 15/01/2009 franja de 10h a 11h entrevista a un defensor del plan.

    ResponderEliminar