espacio de e-pensamiento

miércoles, 16 de mayo de 2012

Jefferson y la rebelión política
Borja Lucena

Jefferson, fundador de los Estados Unidos, habla sobre las virtudes de la rebelión como vivificadora de toda realidad política. Sin participación efectiva del pueblo, parece decir, incluso las instituciones de la libertad se ven amenazadas por la esclerosis que conduce al despotismo. Lo que Jefferson señala es que sin fundación y renovación revolucionaria no hay política, sino sólo tiranía, sea más o menos llevadera. Esta es, quizás, una de las más valiosas enseñanzas de la revolución americana, a la que el mundo contemporáneo, el mundo de la "democracia administrada", ha querido cerrar los ojos.

En una carta a James Madison, Jefferson dice así:  “I hold it that a little rebellion now and then is a good thing, and is as necessary in the political world as storms in the physical”, lo que traducido resulta, más o menos, en que "defiendo que una pequeña rebelión es algo bueno ahora y entonces, y es tan necesaria en el mundo político como las tormentas en la naturaleza"


En otra ocasión, ese mismo año de 1787, escribió a un amigo acerca de la llamada "rebelión de Shay": “God forbid that we should ever be 20 years without such a rebellion”, lo que quiere decir "Dios prohíba  que estemos nunca veinte años sin una rebelión como esta"; una falta de rebeldía en el pueblo significaría “a lethargy, the forerunner of death to the public liberty. . . And what country can preserve its liberties if its rulers are not warned from time to time, that this people preserve the spirit of resistance?”, es decir, "un letargo, el anuncio de muerte para la libertad pública.... Y, ¿qué país es capaz de preservar sus libertades si sus gobernantes no son advertidos periódicamente de que el pueblo preserva el espíritu de resistencia?"

Fuente: http://www.imaginativeconservative.org/2012/05/little-rebellion.html