Página de filosofía y discusión sobre el pensamiento contemporáneo

sábado, 12 de julio de 2008

Órbitas

Los 70 años de gobierno del PRI en Mejico, es una muestra -extrema- de la tendencia que, en las democracias débiles, hay a crear “sistemas solares” político-culturales... formas políticas (de castas más o menos ilustradas) revestidas de ropajes democráticos (gobiernan “por el bien del pueblo”) que se organizan en torno a un Sol (un Partido con vocación de Estado), alrededor del cual orbitan una serie -casi infinita- de “adictos” (escritores, periodistas, profesores, artistas...), de planetas iluminados por las radiaciones ideológicas -además de políticas y financieras- de un Sol que, de esta manera, garantiza su continuidad mediante la creación de un sistema de cooptación...
... afuera, en las tinieblas exteriores, habitan planetas lejanos, poco iluminados y fríos en los cuales se reflejan poco o nada la radiación del Sol...

--------------------
Este modelo, en España, se encarnó -parto de esta idea- en el "felipismo". Mi intención es que empezemos, poco a poco, en este foro, a "diseccionar" esa época, no sólo por considerarla un precedente histórico, sino por entender que, desde un punto de vista biográfico, supone, para quien nos "paseamos" por aquí, un hecho político central... Para empezar, provisionalmente, me he fijado en tres aspectos que, en mi opinión, no se pueden disociar de la formación y exito, del "felipismo". Estos son:
  1. La evolución de parte de la Izquierda "sesentaiochista" hacia el PSOE.
  2. La evolución del “franquismo sociológico” después de la muerte de Franco hacia este mismo partido. (En dicha evolución, hay que situar al grupo empresarial que fue capaz de deslumbrar al “mundo de la cultura” , PRISA).
  3. La evolución de parte de la Iglesia católica hacia un ”espíritu conciliar”.
1.Para entender como una izquierda -"sesentaiochista", intelectual y universitaria- partiendo de la orgía ideológica-utópica que marcó los últimos 5 años de la dictadura de Franco (1970-1975), desembocó en proyectos reformistas -practicamente inexistentes durante el franquismo- como el PSOE o la UGT, hay que explicar, antes como tal generación -en gran parte- dejó de buscar el poder por medio de la organizaciones de ultraizquierda, para pasar a buscarlo (y encontrarlo en 1982) en organizaciones, en teoría, menos revolucionarias como el PSOE o la UGT.
Una de las explicaciones , en mi opinión, más plausibles, se encuentra en el baño de realismo que supuso la entrada de España en los cauces de “sensatez” democrática de los “países del nuestro entorno” -eso de decía- entre 1975 y 1982. En este proceso, la fecha clave, fue la aprobación -en contra la propaganda unánime de la oposición- de la ley de Reforma política en el referéndum de diciembre del 76... o dicho de otra manera, el apoyo de la inmensa mayoría de la sociedad española -en contra de la la ensoñación quijotesca de una revolución profunda (cultural, política, social y económica) después del franquismo- al proyecto democrático propuesto desde las filas reformistas del propio régimen.
2. Como mentalidad, no creo que sea ninguna exageración catalogar al felipismo como un “franquismo sociológico post-franquista”, esto es, como una mentalidad formada, en gran parte, por los complejos, desarme cultural e ingenuidad política que dejó tras de sí la dictadura de Franco. El felipismo -puede decirse- fue el hijo póstumo del franquismo. Dentro de esta misma mentalidad, hay que situar a PRISA, planeta empresarial de crianza franquista que evolucionó hasta reflejar el nuevo Sol y deslumbrar, así, a todo el «mundo de la cultura".
3. Sectores de la Iglesia católica como las órdenes religiosas dedicadas a la enseñanza, ciertos intelectuales católicos (véase Jose Luis Aranguren) o revistas eclesiales (revista Concilum...) adoptaron en España un marcado “espíritu conciliar” (esto es, una interpretación del Concilio Vaticano II basado no en lo que fue, sino en lo que, parece ser, era su "espíritu" o en lo que hubiera debido ser...) de marcado corte dualista y moralista, tanto en su aspecto social como político, en cuyo seno latía un historicismo de matriz gnóstico-revolucionario. Esta historia, en la que hay todavía mucho que estudiar, explicaría parte del apoyo que tuvo el “felipismo” en su época.
------------
Sería, también, interesante plantear si no estamos, ahora, ante un nueva “reedición” de tales “órbitas” o si -por lo menos en parte- se dan condiciones parecidas que puedan apuntar a tal proyecto... ¿Se puede hablar de zapaterismo?
Saludos

9 comentarios:

  1. La verdad, Don Cogito, que no veo por dónde el partido socialista de los ochenta es un “franquismo sociológico post-franquista”. A mí si que me parece esto una exageración. En realidad creo que se podría decir de cualquier grupo político o cualquier asociación que se desarrolló con cierto éxito en los años ochenta. Este país estuvo metido en una dictadura en la que el estado era sin duda el sol en torno al que oprbitaban todos los demás elementos de la sociedad y, es lógico que en la primera década de post-franquismo, aún se actúe de una manera parecida. En este sentido, podemos decir que la movida madrileña era "musica franquista post-franquista" o que Naranjito era un símbolo franquista post-franquista (suma y sigue).
    .
    Yo pienso que el Psoe de los años ochenta le vino muy bien a este país precísamente porque (si quieres "desde") el franquismo desmanteló la estructura franquista presente en el estado. De hecho, entre 1975 y 1990 se cumple la predicción de Alfonso Guerra de que a "España no la va a conocer ni la madre que la parió"
    .
    Tampoco es justa la comparación entre el Psoe y el PRI mexicano; este es un argumento que, de cuando en cuando, alguien esgrime contra el Psoe en cuanto alcanza su segunda legislatura; contre esto se puede decir que el Psoe de Felipe finalmente no se convirtió en el PRI y que, seguramente el Psoe de Zapatero tampoco va a hacerlo. Lo del PRI es un argumento también comodín porque, desde la oposición, se puede esgrimir contra cualquier partido del gobierno que amenace con volver a ganar las elecciones; lleva tiempo diciéndose del Psoe andaluz y yo ya lo he escuchado unas cuantas veces contra el PP de Camps.
    .
    Respecto a PRISA, es verdad que es un grupo mediático con mucha fuerza, pero no es el único medio de comunicación. Y pese a sus esfuerzos por "educar" a la población, hay que decir que el Psoe no habría ganado las últimas elecciones sin los votos fugados de Esquerra o IU, ni Rosa díez estaría en el parlamento con 400.000 votos (y subiendo). Igual hay posibilida de tomar otros puntos de vista.
    Qué quereis que os diga; yo creo que la democracia española adolece de muchas cosas, pero está viva.
    .
    Yo echo de menos en Feacia una crítica a zapatero un poco más centrada, ya lo he dicho en otras ocasiones... Zapatero carece de proyecto y actúa capeando el temporal. Se mira a diario las encuestas de popularidad y debe tener un espejo enorme en su despacho. Todo esto le lleva a hacer loq ue hace...

    ResponderEliminar
  2. Siento no tener ahora tiempo de argumentarlo, pero respecto al último párrafo, como hemos comentado alguna vez con don Cógito, creo que el zapaterismo aspira a provocar un flash-back cultural en los españoles hacia el felipismo, con lo cual no hacen sino ahondar en esa improvisación permanente de la que habla Eduardo.

    Salute

    ResponderEliminar
  3. Veamos Eduardo...

    Ni digo que la democracia en España este muerta (digo -eso si- que es débil)

    Ni afirmo contundentemente que exista ahora zapaterismo -por muy legítimo que me parezca empezar a plantearlo.

    Ni digo que el PSOE en cuanto PSOE tienda a parecerse al PRI -digo que el modelo del PRI, es una tendencia bastante común de democracias que, como la española, son débiles.

    Ni cuando me refiero a PRISA me refiero a la PRISA que apoyó al PSOE en las pasadas elecciones (particularmente creo que zapatero ganó más por los errores de la oposición que por otra cosa)

    .....

    Simplemente, me gustaría- repito- plantear la época del felipismo como UN MODELO consecuencia de la debilidad de la democracia española. Vamos, que intento explicar como, por lo menos durante la segunda mitad de los gobiernos de Felipe Gonzalez (ya sabes, el GAL, la corrupción...)para muchas personas provenientes del antifranquismo, del “franquismo sociológico” y de amplios sectores de la iglesia católica, este partido siguiera considerándose un partido digno de ser votado.

    Una de las explicaciones (¿será que todavía queda en mi algo de optimismo antropológico?) es a causa del influjo ideológico y cultural que tuvo (o tiene) PRISA.

    Finalmente me pregunto si tal situación puede repetirse. O de otra manera, si el sistema democrático que tenemos ahora es más fuerte (o no) que en época del felipismo.

    Nada más

    Muchos saludos como siempre..


    Zápiro, creo que estamos bastante de acuerdo, pero espero tu argumentación.

    muchos saludos

    ResponderEliminar
  4. sepptembrini15/7/08 17:42

    Los Albertos, tras su último requiebro y abrazo a la justicia, fletaron un helicóptero hacia Zarzuela. Allí esperaba, como no, el tercer hombre del 23 F. Recogieron al heredero de Don Francisco de las Mercedes y marcharon a ver el cortijo. España a vista de pájaro. Que gran día para los triunfadores del consenso de la transición. Todo ha cambiado para que todo sigua igual

    Más democracia con Felipe que con el chico este. Pues mas de lo mismo. El uno con Carrillo se cargaron la posibilidad de democracia y a la izquierda, y este, a fuerza de aprovecharse de la mala conciencia quiere engañar a no se quien. Buen filtro para distinguir a la basura que va de izquierdas. No todo va a ser malo.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Creo que está muy bien planteado todo lo que dices, y desde luego no suena a nada de "conspiranoico"... simplemente creo que algunas de las personas que nombras son -dejando su valía personal- "personas de partido" y como tal vuelven a la palestra cuando su partido toca poder... no quiero que esto suene a puro y simple cinismo, pero, digamos, que son "fieles" al PSOE.. y esa fidelidad es la que llama la atención con respecto a los que podrían ser "los del PP"... parece que este partido no ha tenido tanto éxito a la hora de conseguir "apoyos inquebrantables"... hay escritores, "artistas", periodistas evidentemente de derecha (o centro derecha vaya)... pero bastantes menos de estos pueden considerarse "del PP". Tema este a meditar...

    ResponderEliminar
  7. Creo que la comparación con el caso mejicano no puede llevarse más allá de la analogía, y seguramente por pertenecer España a la Unión Europea y no al ámbito de las satrapías americanas. SIn embargo, la tendencia resultante de la débil constitución política -teniendo en cuenta los grados diversos- suele ser la de la confusión de estado y partido, es decir, la patrimonialización de lo público y la construcción de un régimen de facto a expensas de la fortaleza de la constitución política del estado. El felipismo fue, sin duda, un poderoso impulso hacia la creación de tal tipo de régimen, aunque en gran medida fue - y quizás en esto se revela la interpenetración de España y Europa- un impulso fallido. De hecho, a pesar de los 8 años de gobierno bastante dudoso y tibio del PP, el estado y su funcionariado ha seguido involucrado en aquel intento. Se puede decir que el funcionariado y los resortes básicos del estado han seguido plenamente en el ámbito del felipismo, y sólo un vistazo al funcionariado no deja de parecer significativo.

    ZP no es más que un epígono que intenta reflotar aquella empresa, aunque el estado esté quizás demasiado debilitado como para ser una empresa factible. No deja de ser curioso, aparte de esas resurrecciones de las viejas caras felipistas, que incluso los datos económicos avalen esa regresión: si os fijáis, ahora mismo las cifras macroeconómicas vuelven al nivel de los años noventa: el paro ha crecido hasta niveles del 95, la inflación no era mayor desde aquellos años...etc. Quizás sea casual, pero no deja de ser un imagen simbólica del reflotamiento del felipismo....¡con el mismo ministro de González!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo22/7/08 0:22

    Ay hermano si vislumbraras mis aires.

    Y que va a ser de mi.

    Siempre hablando de mi.
    Despreciando la prosa ajena.

    Que asco¡¡¡¡

    Jose Luis, amoor¡¡¡¡

    Diziendo. Buen cauallero,
    dexad el mundo engañoso
    e su halago;
    vuestro corazón

    d`azero muestre su esfuerzo famoso
    en este trago;
    e pues de vida e salud
    fezistes tan poca cuenta
    por la fama,esfuercese la virtud
    para sofrir esta afruenta
    que vos llama:

    Joder, un tio como Eduardo creyendose el mito de la transición. Matrix, ganas tengo de verte la geta y darte un abracito.

    Hostias, Gil Calvo despierta un 21 de junio de mis desperdiciadas vacaciones entre sapere y entre aude.

    Pero esto va en serio.

    Calcetines blancos, estas horas, pelín golpe de estado en Asturias.

    Manu, 4 meses de propina en el calabozo.

    Para una vez que juego a los chinos voy y gano, aires tantas veces desdeñados.

    Y deseados. La Bujia con la que delincuentes de Marseille SAqueaban DIJÓN.

    DONDE ESTABAMOS LOS LISTOS, negritos de la Martinica.

    Al final solo hablo de mis experiences no vividas.

    Vida DEL eSCUDERO mARCOS DE oBREGÓN I.
    Vicente Espinel:

    Al fin, para abreviar el cuento, habiendo peregrinado por España y fuera della más de veinte años, redújose al estado que Dios le tenían señalado; fuese a
    su tierra, que es Ronda; hízose sacerdote, sirviendo una capellanía de que le hizo merced Filipo segundo, sapietísimo rey de España.

    ,,,vecinos de este lugar hay que vencer o ganar)

    - Ey amigo, que esto iba de política, que eres Filósofo.

    - Bueno, puedo tener malos momentos, para eso estan los amigos.

    _ Si Alfredo, pero joder, no te rías de todo.

    _ Perdona, hombre, no se, entre reir y llorar.

    _ Ya, te entiendo. De que cojones hablamos, en que perdemos el tiemp......

    - Si esta bien, hablamos de la verdadd y pensamos.

    Porque?

    pORQUE NO.

    No se de que hablan cuando refieren PSOE, o PP, que más da.

    Ciudadania, Hablemos

    ResponderEliminar
  9. A lo del abrazo me apunto señor Ferreiro. A todo lo demás ya sabes que me opongo.

    ResponderEliminar